JUCUM – Lo que creemos

Juventud Con Una Misión (JUCUM) es un movimiento internacional de cristianos de muchas denominaciones dedicados a presentar a Jesús de forma personal a esta generación, a movilizar a tantos como sea posible para ayudar en esta tarea, y a entrenar y equipar a los creyentes para su parte en el cumplimiento de la Gran Comisión. Como ciudadanos del reino de Dios, somos llamados a amar, adorar y obedecer a nuestro Señor, a amar y servir a Su Cuerpo, la Iglesia, y a presentar el Evangelio completo a la persona completa a través del mundo.

Nosotros en Juventud Con Una Misión creemos que la Biblia es la palabra de Dios inspirada y autoritativa, revelando que Jesucristo es el hijo de Dios; que las personas fueron creadas a imagen de Dios; que Él nos creó para tener vida eterna por medio de Jesucristo; que a pesar de que todos hemos pecado y estamos destituidos de la Gloria de Dios, Dios ha hecho posible la salvación por medio de la muerte en la cruz y la resurrección de Jesucristo; que el arrepentimiento, fe, amor y obediencia son respuestas adecuadas a la iniciativa de Dios de la gracia hacia nosotros; que Dios desea que todas las personas sean salvas y lleguen al conocimiento de la verdad; y que el poder del Espíritu Santo se demuestra en y por medio de nosotros para el cumplimiento del último mandamiento de Cristo, “…Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.” (Marcos 16:15)

Una Carta Magna Cristiana

La siguiente Carta Magna Cristiana, desarrollada en 1981 por líderes de JUCUM, expresa que lo que creemos es un derecho básico de un individuo, implícito en el Evangelio.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todas las personas en la Tierra tengan el derecho de una oportunidad de:

  • Escuchar el Evangelio de Jesucristo.
  • Tener una Biblia disponible en su propio idioma.
  • Tener un compañerismo cristiano cerca, ser capaz de reunirse, recibir enseñanza bíblica, oración, y adorar con otros en el Cuerpo de Cristo.
  • Tener educación cristiana disponible.
  • Tener las necesidades básicas de la vida: alimento, agua, ropa, un techo, y servicio médico.
  • Llevar una vida productiva de plenitud tanto espiritual, mental, social, emocional y física.

 

Explicando lo que es JUCUM

Juventud Con Una Misión (JUCUM) abarca miles de personas y cientos de ministerios en casi cada país en el mundo. En cada caso, nuestra pasión es conocer a Dios y darlo a conocer.

Somos una mezcla de gente de todo el mundo, de 149 países, de hecho. En muchas de nuestras ubicaciones, gente de una amplia variedad de naciones sirven hombro con hombro. Venimos de numerosas denominaciones cristianas y hablamos cientos de idiomas. Cerca de la mitad de nuestro personal viene de países no occidentales, como Brasil, Corea, Indonesia, India y Nepal.

Además de nuestro personal de tiempo completo, muchas ubicaciones de JUCUM hospedan a equipos de cruzadas a corto plazo, conformados por individuos, grupos de jóvenes, familias e iglesias quienes llegan a participar de primera mano en “dar a conocer a Dios” a través tanto de acciones como de palabras. Enviamos más de 25,000 misioneros a corto plazo cada año.

Hay tres fibras del ministerio entretejidas en todo lo que JUCUM hace:

Evangelismo

Algunas herramientas creativas que usamos para presentar en evangelio incluyen dramas, música, presentar artes creativas y campamentos de deportes. Los JUCUMeros quieren compartir su fe de forma efectiva de modo que la audiencia-ya sea adolescentes, gente de edad avanzada, refugiados o algún grupo no alcanzado – lo puedan entender. JUCUM también se involucra en la plantación de iglesias entre los grupos no alcanzados.

Ministerio de Misericordia

El ministerio de Misericordia es como “las manos y los pies” para dar a conocer a Dios. JUCUM ayuda a suplir algunas de las necesidades prácticas y físicas de alrededor de 400,000 personas cada año. Algunas de la formas en las que extendemos una mano de ayuda son: cuidando de los niños de la calle en Sudamérica; ayudando en la recuperación de drogadictos en Norteamérica y Europa Occidental; alimentando y hospedando refugiados y mujeres en necesidad en África y Asia, y operando barcos que declaran las buenas nuevas de forma práctica y verbal.

Entrenamiento y Discipulado

El Entrenamiento y el Discipulado apuntan a equipar mejor a los cristianos para servir a otros en todo desde la agricultura y el cuidado de la salud, hasta rehabilitación por drogas y consejería bíblica. A través de la Universidad de las Naciones (U de N) de JUCUM, los misioneros pueden estudiar en áreas especializadas como la ciencia y tecnología, lingüística, humanidades y ministerio cristiano. La mayoría de las escuelas de JUCUM combinan la enseñanza en el salón de clases con discipulado centrado en las relaciones interpersonales y servicio práctico.

La Escuela de Discipulado y Entrenamiento (EDE) es un requisito para solicitar ser parte del personal de JUCUM, y sirve como requisito previo para todos los otros programas de entrenamiento.

Cada año unos 10,000 estudiantes asisten a alguna escuela de la U de N en alguna de las 250 ubicaciones diferentes.

Ve a www.ywam.org para descubrir más acerca de Jucum internacional.